sábado, 19 de julio de 2008

Canción para pretiles

Entonces
se habrá cerrado la puerta,
no entenderé de lenguas,
ni servirán los conjuros.
Mis muertos tragarán la piedra,
triturarán la roca,
pisarán abismo.
Se los verá en las plazas
como monumentos
rindiendo culto a los transeúntes.
Iniciarán los días en rojo
y con rojo,
desparramando gotas para mendigos.


Colgarán el tiempo
y el tiempo los colgará.
pero yo no sé si deba
definir el holocausto
o adelantar los relojes
anticipar las profecías
nombrándome en los pozos
pero yo no sé si deba
inmolar la palabra
lamer la fruta fresca
en el hondo silencio
o adosarme al mármol
que disipa el invierno
Entonces
me habré desnudado
al comienzo y al final
de los pretiles.
Mis muertos jugarán a la rayuela
ansiando llegue mi turno
deseando untar mi piel
con sus bocas
pero yo no sé si deba
tirar la piedra
o
saltar
saltar
saltar.

3 comentarios:

laveron dijo...

Sandra. Ha quedado redondito.
es hora de tú libro. ES HORA

S. C. P. dijo...

Me sumo al comentario de Laura. Tiene razón.
beso

silvia

Fd dijo...

paré la oreja

saludos

Quie busca lo que non pierde,
lo que tien´deve perder.



Arcipestre de Hita.

Seguidores